jump to navigation

más que una ola diciembre 28, 2006

Posted by hsolo in ella.
trackback

n

o habéis tenido nunca la sensación
de estar contemplando el mar,
de ver lo bello que es,
a pesar de su apariencia simple,

mar de saber que bajo él hay muchísima vida,
de lo poderoso que puede ser…

Mientras lo estás contemplando,
ves como las olas van y vienen,
y no te das cuenta que viene una ola grande,
muy grande.

marUna ola que no es como las demás,
y por mucho que la ves venir, te quedas impasible,
mirándola.

Te zambulle,
te engulle,
te absorbe,
te hace tragar agua, agua salada.

Y en ese momento
no ves nada, estás ciego,
mar incluso sientes dolor.

Sabes nadar,
pero no sabes hacia dónde.
Sabes que saldrás, que saldrás de esa ola,
pero te impacienta el cuándo.

Y aunque lo hayas pasado mal,
quieres seguir contemplando el mar… el mismo mar.

Mi mar.

lágrimas en el océano

Escuchando: La Oreja de Van Gogh – Tantas cosas que contar

Siento que hoy no puedo más,
te busco y sólo encuentro mar,
mar necesito verte y hablar.
Sé que estás lejos de aquí
sonriendo sin reir
escribiendo algo para mí.
Una noche fui a buscar
en tus brazos el lugar
que hace años no supe encontrar.
Te he escuchado caminar
te siento pero tú no estas
mírate y mira ahora hacia atrás.
Has venido a despertar
mi alegría y felicidad,
tengo tantas cosas que contar.
Ven, vuélvete a dormir,
vuelve a descubrir todo aquello junto a mí.

Qué de dudas te serví,
qué de cosas me perdí,
qué de veces me has hecho reír.
Cuánto tiempo sin llorar,
sin sentir, sin escuchar,
sin tener algo de que hablar.
Tú sentado frente a mí
miro y sólo veo en ti
todo lo que queda por vivir.
Vi en tus ojos sin querer
tantas ganas de querer
que sólo quiero verlos otra vez.
Has venido a despertar
mi alegría y felicidad,
tengo tantas cosas que contar.

Ven, vuélvete a dormir,
vuelve a descubrir todo aquello junto a mí.

La calma absoluta no es la ley del océano. Lo mismo ocurre en el océano de la vida.
Paulo Coelho
(1947-?) Escritor brasileño.

Anuncios

Comentarios»

1. Wendeling - diciembre 29, 2006

Amar aunque duela a no hacerlo jamás.

Yo también me quedo esperando a que la ola me engulla (vaya palabreja).

Besos de una maia.

2. Canela - diciembre 29, 2006

Ya quisiera yo tener una amiga que escriba transmitiendo tanta intensidad…
Un abrazo

3. Reich - diciembre 29, 2006

Lo bueno que tienen las olas es que como llegan se van… y luego dejan el mar mucho más bonito.

Un beso.

4. mixizar - diciembre 29, 2006

perfecta elección la canción…

FELIZ AÑO!!!

un besote

5. Zarem - diciembre 29, 2006

El mar no es plano… la vida tampoco, y las olas que se rompen siempre vuelven a formarse. Abrazos cálidos

6. Jordi - diciembre 29, 2006

A veces, conviene dejarse llevar por la corriente

7. Yo - diciembre 30, 2006

Precioso post. :). Un besito fuerte.

8. Marián - diciembre 30, 2006

De qué me sonará a mí esa metáfora del mar…

9. Elvira - diciembre 31, 2006

Que las olas que se vayan, te llenes de calma, paz y felicidad.

FELIZ 2007!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: