jump to navigation

a contrapie, a contrapelo, a contra… al revés agosto 7, 2007

Posted by hsolo in familia.
trackback

no es la primera vez que pienso que,
en determinados aspectos de mi vida,
voy a contrapie o incluso a contrapelo.

Que no hago las cosas que se suponen comunes para mi edad,
e incluso que me comporto de forma anacrónica.

fiesta fiestaCuando siendo adolescente, quien más quien menos tenía las hormonas super-mega-hiper-revolucionadas
y se dejaba llevar más por impulsos irracionales que por algo que surgiera de las neuronas,
yo me comportaba como una persona adulta, racional y con los pies en el suelo.

Cuando empecé la Universidad y todo el mundo iba justo de dinero, pero de fiesta en fiesta,
yo me puse a trabajar.

Cuando la gente se asentaba, se echaba eso que llaman novia, y buscaba trabajo,
yo estaba harto de trabajar y estudiar e iba de farra en farra.

Y cuando la gente empieza a tener hijos o…

Abro paréntesis: luego completo esa frase y quito los puntos suspensivos. Cierro paréntesis.

yo me comporto como un adolescente que se pone rojo cuando le sugieren “tú estás con alguien”
y, como decían los Mecano

“siempre los cariñitos me han parecido una mariconez,
y ahora hablo contigo en diminutivo,
con nombres de pastel”

Bueno, esto último no, pero casi, casi.

El caso es que a mi alrededor, los de mi edad, o tienen hijos o… se divorcian.

En los últimos meses me han llegado tres casos de divorcio dentro de Empresa-de-HSolo, S.A.
Tengo un amigo que, si hubiera hecho una apuesta, jamás habría apostado porque esto sucediera en esos matrimonios.

Dallas entró a trabajar unos meses antes que yo y cuando entró ya tenía su novia de toda la vida y planeaba boda.
Con unos dos o tres años más que yo, se casó con ella y al cabo de un tiempo empezaron a tener descendencia.
Le perdí la cuenta al tercer churumbel, y a mí me seguían pareciendo la típica pareja de “para toda la vida”
Pues, ni idea de por qué, porque hace tiempo que no estamos en el mismo departamento, me he enterado que se ha divorciado.

La Rana Gustavo era uno de los tíos más raros que había conocido nunca.
Gustavo y PeggyPero para rara, la Cerdita Peggy con la que se casó.
Digamos que la media de edad de los invitados de su boda era de 50 años, y porque dos conocidos míos decidieron acudir con sus hijos.
Mejor no digo todo lo que pienso de Peggy, la vividora… pero me huelo que, con lo raro y cobardica que era él, no ha sido quien ha propuesto la separación.

Y por último, La Alegría de la Huerta, un chico simpático sólo por Navidad,
de aquellos que jamás salen,
que jamás dicen una palabra más alta,
que no saben que es ni una fiestecilla de barrio,
de aquellos que una vez una chica se le acercó, se casaron y tuvieron tres hijos porque ella quería ser madre.
Pues bien, La Alegría de la Huerta, no sé por qué, se ha divorciado.
¿Cansado de su vida de locura y desenfreno? Quién sabe.

Todo esto ha pasado en los últimos meses…
¿por qué escribir sobre ello ahora?

Porque a Bros no le auguro más de 5 años de matrimonio.

El número de años es cosa mía, el resto de la noticia me la ha dado él mismo.

Joder! justo ahora, cuando yo me siento el hombre más afortunado del mundo por tener la pareja que tengo…

Pero esa… esa es otra historia.

ni pizca de gracia

Escuchando Vega – Grita

En todo matrimonio que ha durado más de una semana existen motivos para el divorcio. La clave consiste en encontrar siempre motivos para el matrimonio.
  Robert Anderson

Anuncios

Comentarios»

1. Sandra - agosto 7, 2007

Temo decir que me identifico un tanto contigo, tambien me siento a destiempo en muchas etapas de mi vida… y lo del matrimonio…. 😕 tengo una crisis en estos momentos de si me caso o no… esperemos que lo pueda analizar friamente …
Saludos

2. Zarem - agosto 8, 2007

Son cosas de la vida nano… y ya sabes que es mejor romper con las cosas que no hacen feliz, tú disfruta de lo que tienes.. y dejanos equivocarnos a los demás.. besos

3. teatrera - agosto 8, 2007

Ahora es una época muy mala.
Con el verano a la gente le entran ganas de salir y de ser libre.
Yo también ando rodeada de parejas que se rompen

4. Wendeling - agosto 8, 2007

La frase de R. Anderson es genial si no fuera porque la clave está en que sean “dos” los que encuentren motivos para seguir casados.

Besos de una maia haciendo maletas para volver.

5. istharb - agosto 10, 2007

Ya volví de vacaciones!!!

Vaya, quien sabe, igual no es para tanto. Yo conozco a quién no les dí ni una semana (yo creo que ellos no se daban ni dias) y llecan la torta de tiempo

Creo que eso es algo que no se sabe hasta que se toma la decisión firme.

Un beso


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: