jump to navigation

el refranero es sabio octubre 21, 2007

Posted by hsolo in ella.
11 comments

hablando de lo caro que está todo
y de las ganas de viajar sin necesidad de mirar el precio de los billetes, ni los hoteles…
sin mirar el saldo de la cuenta corriente, vamos

HSolo: tú por si acaso no dejes de trabajar pero… ¿ya haces la Primitiva?
Mi Chica: anda! pues claro! cada semana, pero tú debes quererme mucho, porque no me toca nadita
HSolo: juas!
Mi Chica: pero no lo cambio ni por la Primitiva con más bote

Si veis un ego crecido por ahí,
efectivamente, es el de HSolo.

suerte

Escuchando Bruce Springsteen – Pay me my money down

Desafortunado en el juego, afortunado en amores. Refranero popular

Nota: “hacer la Primitiva” no es esto

hacer la primitiva

es rellenar este boleto:

boleto de Primitiva

una más o… una menos octubre 15, 2007

Posted by hsolo in amigos.
14 comments

había escrito un post sobre el bodorrio al que he acudido este fin de semana.
Pero lo he releído y… sinceramente, he sido incapaz de acabarlo.
Era enorme, criticón y aburridísimo.

Tan sólo diré que no faltó nadie

casorio– la novia guapísima
– el amigo dando la nota con su traje blanco
mendelson y su marcha nupcial
– San Pablo y los Corintios
– el arroz
– el camarero listillo que dice cómo tomarse un vermut
– el hombre de cromagnon que grita vivas hasta por los rizos del cocinero
– algún austríaco con su vals
– la abuela fumando
– el neardenthal que se bebe hasta el agua de los centros de mesa y luego deja un bonito rastro de vomitadas de camino al parking
– paquito, el chocolatero
– y los manolos, que son amigos de los de para siempre

Tengo un amigo que una vez más, se abur… se lo pasó genial.

un poquito de todo

Escuchando Los Rodriguez – Sin documentos

Esta vez, en lugar de cita, escribiré una posible lectura que yo pondría en lugar de la archifamosa y mil veces oída Carta de San Pablo a los Corintios:

Cantar de los Cantares, capítulo 4

[1]¡Qué bella eres, amada mía,
qué bella eres!
Palomas son tus ojos
a través de tu velo;
tu melena, cual rebaño de cabras,
que ondulan por el monte Galaad.
[2]Tus dientes, un rebaño de ovejas de esquileo
que salen de bañarse:
todas tienen mellizas,
y entre ellas no hay estéril.
[3]Tus labios, una cinta de escarlata,
tu hablar, encantador.
Tus mejillas, como cortes de granada
a través de tu velo.
[4]Tu cuello, la torre de David,
erigida para trofeos:
mil escudos penden de ella,
todos paveses de valientes.
[5]Tus dos pechos, cual dos crías
mellizas de gacela,
que pacen entre lirios.
[6]Antes que sople la brisa del día,
y se huyan las sombras,
me iré al monte de la mirra,
a la colina del incienso.
[7]¡Toda hermosa eres, amada mía,
no hay tacha en ti!
[8]Ven del Líbano, novia mía,
ven del Líbano, vente.
Otea desde la cumbre del Amaná,
desde la cumbre del Sanir y del Hermón,
desde las guaridas de leones,
desde los montes de leopardos.
[9]Me robaste el corazón,
hermana mía, novia,
me robaste el corazón
con una mirada tuya,
con una vuelta de tu collar.
[10]¡Qué hermosos tus amores,
hermosa mía, novia!
¡Qué sabrosos tus amores! ¡más que el vino!
¡Y la fragancia de tus perfumes,
más que todos los bálsamos!
[11]Miel virgen destilan
tus labios, novia mía.
Hay miel y leche
debajo de tu lengua;
y la fragancia de tus vestidos,
como la fragancia del Líbano.
[12]Huerto eres cerrado,
hermana mía, novia,
huerto cerrado,
fuente sellada.
[13]Tus brotes, un paraíso de granados,
con frutos exquisitos:
[14]nardo y azafrán,
caña aromática y canela,
con todos los árboles de incienso,
mirra y áloe,
con los mejores bálsamos.
[15]¡Fuente de los huertos,
pozo de aguas vivas,
corrientes que del Líbano fluyen!
[16]¡Levántate, cierzo,
ábrego, ven!
¡Soplad en mi huerto,
que exhale sus aromas!
¡Entre mi amado en su huerto
y coma sus frutos exquisitos!

no hay quién entienda a la juventud octubre 11, 2007

Posted by hsolo in general.
4 comments

La juventud actual ama el lujo, es maliciosa, es malcriada, se burla de la autoridad y no tiene ningun respeto por los mayores. Nuestros muchachos de hoy son unos tiranos, que no se levantan cuando un anciano entra a alguna parte, que responden con altanería a sus padres y se complacen en ser gentes de mala fe…

Subiendo una escaleras mecánicas,
6 u 8 escalones más arriba,
iba una señora que, a juzgar por unos cuantos entre los cuales me incluyo, curiosa

No bajaría la dama de los 55 años, pudiendo incluso llegar a los 65.
Iba un poquito encorbada la señora, pero no era eso lo que llamaba la atención.

en la peluquer�aEn lo que se fijaba la gente era en que, en su blanca cabellera, muy blanca, se veía un buen mechón de color… fucsia.

Bueno, pues vale, pues bien…
bien, hasta que me he fijado en la conversación que llevaban dos chicas a mi lado.
Mejor dicho, el discurso que una de ellas le estaba soltando a la otra:

– Pero donde se ha visto, qué vergüenza… más de 50 años y con el pelo fucsia

Hasta aquí, casi me echo a reir

(y sigue)

– Te imaginas a tu madre así? yo le diría “mamá, pero qué educación me estás dando con ese pelo”

ahí me he quedado pensativo
bueno, más bien me he quedado mirándola

Abro paréntesis: por un momento he pensado que me iba a decir “qué miras” o algún improperio. Cierro paréntesis

Y es que me la he quedado mirando porque la chica llevaba dos piercings,
uno en el labio y otro en una ceja,
el pelo… el pelo no sé calificarlo
apostaría que en algún lugar llevaba un tatuaje, seguro
y una camiseta, con el escote de encaje, que quitaba el hipo.

Automáticamente he pensado… “y tú? crees que cambiarás cuando tengas hijos o seguirás la moda de turno y te teñirás vete tú a saber cómo?”

y no hagas lo que yo hago

Escuchando: Paul Carrack – Eyes of blue

La cita del principio, tengo un amigo que la dijo hace unos pocos años… un tal Sócrates (470 adC – 399 adC).

dos pajarracos que han pegado muchos tiros octubre 8, 2007

Posted by hsolo in general.
5 comments

MEDITERRÁNEO

Quizá porque mi niñez
sigue jugando en tu playa
y escondido tras las cañas
duerme mi primer amor,
llevo tu luz y tu olor
por donde quiera que vaya,
y amontonado en tu arena
tengo amor, juegos y penas.

Yo, que en la piel tengo el sabor
amargo del llanto enterno
que han vertido en ti cien pueblos
de Algeciras a Estambul
para que pintes de azul
sus largas noches de invierno.

A fuerza de desventuras,
tu alma es profunda y oscura.
A tus atardeceres rojos
se acostubraron mis ojos
como el recodo al camino…
Soy cantor, soy embustero,
me gusta el juego y el vino,
Tengo alma de marinero…

Qué le voy a hacer, si yo
nací en el Mediterráneo.

Y te acercas, y te vas
después de besar mi aldea.
Jugando con la marea
te vas, pensando en volver.
Eres como una mujer
perfumadita de brea
que se añora y se quiere
que se conoce y se teme.

Ay, si un día para mi mal
viene a buscarme la parca.
Empujad al mar mi barca
con un levante otoñal
y dejad que el temporal
desguace sus alas blancas.

Y a mi enterradme sin duelo
entre la playa y el cielo…
En la ladera de un monte,
más alto que el horizonte.
Quiero tener buena vista.
Mi cuerpo será camino,
le daré verde a los pinos
y amarillo a la genista…

Cerca del mar. Porque yo
nací en el Mediterráneo.

Joan Manel Serrat

 Y SIN EMBARGO

De sobras sabes que eres la primera,
que no miento si juro que daría
por ti la vida entera,
por ti la vida entera;
y, sin embargo, un rato, cada día,
ya ves, te engañaría con cualquiera,
te cambiaría por cualquiera.

Ni tan arrepentido ni encantado
de haberme conocido, lo confieso.
Tú que tanto has besado
tú que me has enseñado,
sabes mejor que yo que hasta los huesos
sólo calan los besos
que no has dado,
los labios del pecado.

Porque una casa sin ti es una embajada,
el pasillo de un tren de madrugada,
un laberinto sin luz ni vino tinto,
un velo de alquitrán en la mirada.

Y me envenenan los besos que voy dando
y, sin embargo cuando duermo sin ti
contigo sueño,
y con todas si duermes a mi lado,
y si te vas me voy por los tejados,
como un gato sin dueño
perdido en el pañuelo de amargura
que empaña sin mancharla tu hermosura.

No debería contarlo y, sin embargo,
cuando pido la llave de un hotel
y a media noche encargo
un buen champán francés
y cena con velitas para dos,
siempre es con otra, amor,
nunca contigo,
bien sabes lo que digo.

Porque una casa sin ti es una oficina,
un teléfono ardiendo en la cabina,
una palmera en el museo de cera,
un éxodo de oscuras golondrinas.

Y cuando vuelves hay fiesta en la cocina,
y bailes sin orquesta
y ramos de rosas con espinas,
pero dos no es igual que uno más uno,
y el lunes al café del desayuno
vuelve la guerra fría,
y al cielo de tu boca el purgatorio
y al dormitorio el pan de cada día.

Joaquín Sabina

el test de Roschard octubre 1, 2007

Posted by hsolo in general.
18 comments

hoy me he acordado de aquel chiste

Abro paréntesis: malo y viejo, sí, lo sé. Cierro paréntesis

en el que un hombre va al psicólogo.

Éste le muestra las típicas imágenes del test de Roschard,
comúnmente llamadas manchas,
y le pregunta que ve

mancha

– un hombre y una mujer haciendo un 69

mancha

– una penetración anal

mancha

– dos mujeres lesbianas en pleno éxtasis

el psicólogo le interrumpe y le dice…

– usted es un pervertido!!!!

a lo que el hombre responde

– pervertido yo? pervertido usted, que dibuja esas guarradas

Pues bien, hoy, en uno de los múltiples cafés que me he tomado he visto esto…

cortado

y no, no he visto ninguna guarrada…

y qué dure

Escuchando Hilary Duff – So yerteday

La fuerza de las mujeres depende de que la psicología no puede explicarla. Los hombres pueden ser analizados; las mujeres sólo pueden ser amadas.
 Oscar Wilde
(1854-1900) Dramaturgo y novelista irlandés.