jump to navigation

lo que menos entiendo de esa extraña pareja mayo 23, 2011

Posted by hsolo in amigos.
trackback

Ayer quedamos con PerriManson y OneColorofBennetton.

Abro paréntesis: en adelante, OneColor a secas. Cierro paréntesis.

PerriManson es uno de los mejores amigos de Mi Chica, por no decir el mejor. OneColor es su inseparable pareja.

Son una pareja… no sé muy bien como catalogarla.

Encantadores no es la palabra, pues PerriManson puede parecer a veces pedante, aunque todo es conocerle para saber que no lo es.

Simpáticos… hombre, desagradables no lo son en absoluto, pero OneColor os aseguro que no es la alegría de la huerta. De hecho, según Mi Chica, ella es prácticamente su única amiga, el resto son conocidas que, demasiado a menudo, la dejan de lado.

Incalificables. Sí, eso es, incalificables.

Eso sí, son una familia en el más estricto sentido de la palabra, con su niña Diana. Niña que siempre he pensado que vino porque tocaba, porque había que tener un hij@ y porque así lo manda la Santa Madre Iglesia Católica Apostólica y Romana

Abro paréntesis: y su “santa” madre, porque esa señora sí es santa. Cierro paréntesis.

Yo, siendo varón, tengo más instinto maternal que OneColor.

En muchos sentidos no entiendo a esa pareja, especialmente en lo que se refiere a contabilidad familiar. Pero a lo mejor si yo hubiera vivido sus situaciones y tuviera la fortuna de tener casa pagada, me hubiera comportado similar… bueno… no, sinceramente, no, no sería así, esto lo he dicho por quedar bien.

Pero lo que menos entiendo de ellos, y que es un mal endémico de la gente es…

COMO SE PUEDE SER TAN IMPUNTUAL Y BUSCAR EXCUSAS TAN PÉSIMAS!!!!!

La de ayer, y el hambre que pasé, se la devuelvo.

Anuncios

Comentarios»

1. Yo - mayo 23, 2011

Te entiendo… ODIO que la gente sea impuntual… Y aún odio más que sabiendo que llegan tarde y que ya estás esperando, tengan “a bien” entretenerse, por ejemplo… lavando el coche, aprovechando el “po ya que estoy echando gasolina…”. Verídico… Esto me pasó con una amiga que tiene bendito cuajo. Después de llevar un rato bien grande esperando, me llama para decirme que “ya está llegando” que iba a parar “un momento” en la gasolinera de la entrada a echar gasolina, pero que “enseguida” está donde hemos quedado.

Y espera, espera… espera… (porque estaba esperando acompañada, que si no me voy y la hubiese visto luego en casa de la otra amiga que, a su vez, nos estaba esperando). Yo ya hasta preocupada porque no me parecía normal lo que estaba tardando. Hasta se me pasó por la cabeza que hubiera tenido un porrazo o algo. Y en eso me la veo venir a lo lejos, la mar de sonriente saludándonos con la manita… Poco más y me la como… jajajajajajaja (ahora me río, pero en su momento me hizo una gracia que ni te cuento…). Por suerte para ella, la conozco lo suficientemente bien pa saber que es así. Que no las piensa y que, en ese momento, ni se le pasó por la cabeza lavar el coche otro día (que habrá días, digo yo… después de que lo llevaba sin lavar a saber el tiempo… pues no, ahí tranquila, lavando el coche a fondo y ya los demás, si eso, que esperen… ¬¬) que si no… Si no me habría enfadado con ella a base de bien. Sé que lo hizo sin intención. Como casi todo lo que viene de ella, pero aún así su soberano cuajo me saca de quicio a veces…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: