jump to navigation

bumblebee vs billy the kid junio 28, 2011

Posted by hsolo in familia, familia de ella.
add a comment

Visión 1

Billy the Kid podría ser el perfecto yerno, el novio que toda madre quisiera para su hija. Es el actual novio de Rebeca, el de toda la vida, desde antes de la mayoría de edad de ambos. Y Rebeca es Cuñada2, es decir, la hermana de Mi Chica.

Billy the Kid es trabajador y ahorrador, todo lo que gana lo deja en casa. No es juerguista, jamás le he oído decir que se iba con los amigotes. A menudo los domingos comparto con él una cervecita, en casa de los suegros, nada de irnos por ahí. Le gusta la lectura y divertirse en casa. Se preocupa por su alimentación e incluso por cómo se presentan los productos. Se sacó su carrera y no es una persona que ambicione poder o status social. Colabora en la parroquia y entrena a chavales al baloncesto.

Bumblebee podría ser odioado por cualquier suegra con dos dedos de frente.

Abro paréntesis: si la tuviera, porque novia formal no se le conoce. Cierro paréntesis.

Es pariente mío de cuarto grado, pero como si fuera un hermano. Es tan sólo unos meses más joven que Billy the Kid pero son “algo” diferentes. No se sacó la carrera precisamente en el mismo número de años que de cursos. Es un jueguista de mucho cuidado, no se pierde una. Aunque ahora tiene trabajo fijo, ha pasado por empleos que nada tenían que ver con una carrera universitaria, ya me entendéis. Se le conoció una novia, cierto, pero ahora parece que sólo piensa en acumular amantes a cuál más exótica. No para en casa y aunque tiene su propio picadero piso, a menudo se le ve gorroneando comiendo en casa de sus padres. Por cierto, es un tragón. Te puede salir más barato comprarle un traje que invitarle a comer. Como haya tres días seguidos de fiesta, coge la maleta. A menudo no tiene los pies en el suelo.

Y Mi Chica suele decir…: “pues ya podía Bumblebee haberse fijado en Rebeca“.

Visión 2

Billy the Kid es trabajador por obligación, nada ambicioso, declinó trabajar en una multinacional porque tenía que trasladarse y ha preferido seguir en una empresa de 3 empleados en la que, a la que el dueño se jubile… adiós! Debe ser ahorrador, porque no le he visto pagarse una caña nunca. Es aburrido que te cagas, no sale si no es con Rebeca. Chato! una juerga de vez en cuando no es pecado!!!!. Los domingos, como haya carreras

Abro paréntesis: da igual coches, que motos, que bicicletas o patinetes. Cierro paréntesis

no hay quien lo mueva de casa. Le gusta la lectura por obligación, hasta reconoce que prácticamente no lee. Lo último que está leyendo, a sus casi veintimuchos, es un libro juvenil que quiere acabarse antes de que estrenen la película

Abro paréntesis: va sobre un mago jovencito… Cierro paréntesis.

Acabó su diplomatura y anda que buscó ampliar conocimientos o mejorar, encontró un trabajo de mileurista y ahí se quedó. Es muy fino para comer, por decirlo valga la redundancia, finamente, porque es más raro que un perro verde. Y ya no hablemos de su particular manía con que los alimentos no toquen servilletas, trapos u otras telas. Entrena a chavales en una parroquia, sí, pero a final de temporada se hacen regalos como videoconsolas, vamos, que mucha caridad no demuestran.

Bumblebee se sacó la carrera a la vez que trabajaba, incluso en trabajos con turnos especiales para suponer menos coste a sus padres. Posteriormente estudió un master y ha seguido haciendo cursos. Le he visto leer de todo. Es sociable y abierto a hacer nuevos amigos. Organiza cenas y tiene diferentes grupos de amistades. Se preocupa de que su alimentación sea equilibrada, como de todo. Hace ejercicio por puro placer y, de paso para compensar si ha habido algún exceso alimenticio. Es simpático, dicharachero y hasta atractivo. Es romántico aunque no lo reconozca y no acierta con las mujeres. Va a ver a sus padres a menudo, come con ellos, los ayuda en lo que puede y les hace recados a parte de llevarles las cuentas de casa. Le gusta viajar, tanto a ciudades como al pueblo de sus padres y le gusta probar nuevas experiencias “¿por qué no hacer parapente?”

A ambos les gustan las videoconsolas.
Bumblebee jamás juega solo, creo que uno de los peores regalos que le he hecho fue la DS. Le encanta la Wii.
Billy the kid es un crack de la psp. También juega acompañado: Rebeca y él se pueden pasar la tarde en un parque jugando cada uno con su psp.

Son dos formas de ver las cosas. Yo me quedo con la segunda forma, Rebeca escoge la primera.

Anuncios

family in law junio 26, 2011

Posted by hsolo in familia de ella.
add a comment

Dicen que los amigos se escogen y que la familia es la que te toca. La pareja, como los primero, la escogemos o como mucho, dicen las malas lenguas que la escoge la parte femenina de ella pero… ¿qué pasa con la familia de la pareja? ¿se escoge como la pareja o viene impuesta como la propia? Es difícil llegar a saberlo y supongo que cada pareja es un mundo.

Yo estoy bastante encantado con mi familia política. ¿Es mejorable? sí, claro, como casi todo en este mundo. Pero en lo que se refiere a la familia directa de Mi Chica, estoy mucho más que satisfecho. A fin de cuentas, los conocí antes irnos a vivir juntos y, por así decirlo “sabía lo que había”, no ha habido sorpresas posteriores.

Las mayores diferencias las encuentro con la familia menos directa de Mi Chica. Y no es que sean unas diferencias insalvables o que no pueda soportar, pero me hacen pensar.

Lo que peor me sabe es la crítica, pero no lo puedo evitar, no puedo evitar criticarlos. Y me siento fatal porque yo no sé si les caigo bien o mal, aunque me da igual. Lo que no me da igual es cuando repiten una y otra vez que volvamos, que si hay pendiente esto o lo otro, que si tenemos que ir a no sé dónde o hacer no sé qué cosa todos juntos, cuando yo sólo les ofrezco… ¿nada? me reconcome por dentro y pienso que no soy naíta güeno con ellos.

Y, para más recochineo, Mi Chica se lleva genial con mi familia, con toda ella, con la directa y la menos directa y no me parece que lo haga por compromiso.

Intento buscar similitudes entre mi familia menos directa y la familia menos directa de ella, pienso que todos ellos vienen del campo, de provincias muy humildes pero, si lo pienso fríamente, todos los míos emigraron a Ciudad o a Kpital, o a ciudades de por lo menos 100.000 habitantes.

Quizás radique ahí la diferencia, pero no, no es eso. El estilo y forma de vida al que me refiero, no tiene nada que ver con la ciudad y el campo, tiene que ver con el sentido común, la organización, los gustos y la economía, especialmente en esto, en la economía.

Cuán diferentes somos!!!! y jamás les entenderé

tú y yo también somos parte del problema junio 22, 2011

Posted by hsolo in trabajo.
2 comments

Estoy cansado y, como dirían otros, INDIGNADO.

En esta crisis nada más que oigo echar las culpas a otros del desastre en el que estamos. Y que conste que yo mismo formo parte tanto personal como profesionalmente del sistema capitalista en su máxima expresión. Pero es que este sistema y la democracia que conocemos hasta hoy se han demostrado como “los menos malos” de los sistemas conocidos.

Todo esto viene a lo que me ha pasado hoy en el trabajo.

Abro sentido figurado: mi empresa se dedica desde hace más de 125 a garrapiñar

Abro paréntesis: hacer almendras garrapiñadas y otros frutos secos. Cierro paréntesis.

De siempre hemos tenido tiendas donde vender nuestras garrapiñadas. Cada vez más y más tiendas e incluso hemos comprado las tiendas de otros y las hemos hecho propias. Cientos de tiendas a las que la gente entra de forma voluntaria a por sus garrapiñadas.

Incluso, desde hace unos años, nos hemos decidido a vender garrapiñadas en otro tipo de establecimientos. Tú vas a comprarte un reloj, por ejemplo, y una vez lo has comprado el vendedor te ofrece una garrapiñada que aceptas o no. Esta garrapiñada no es gratuita, no es una muestra, es una garrapiñada de alta calidad y sabor y, por tanto, hay que pagarla. Los que las recogen de los árboles, los que las llevan a las fábricas, lo que las garrapiñan, los que las llevan a las tiendas… y muchos otros que están detrás de las garrapiñadas, también tienen que comer y quieren cobrar su sueldo a final de mes.

La garrapiñada la puede pagar el cliente que se compra el reloj, pero le va a salir más cara que si la compra en nuestras tiendas, claro. O se la puede regalar el vendedor del reloj, asumiendo éste el coste. A éste le cobro un poco menos que en el anterior caso, pero siempre más que en nuestras tiendas.

No obligamos a comprar la garrapiñada junto al reloj, si quiere, que se pase por nuestras tiendas y tendrá su garrapiñada sin reloj. O si quiere, pague el reloj sin garrapiñada. Hay vendedores muy listillos que dicen “si quieres reloj, te tienes que quedar la garrapiñada” a mi esa práctica no me gusta y no la bonifico, aunque me consta que mi competencia lo hace. Eso sí, si aceptas esa garrapiñada que sea con las condiciones que yo te digo, no las que tú quieras.

Mi trabajo consiste, básicamente, en ir a ver relojerías y ofrecerles que vendan garrapiñadas.

Abro paréntesis: insisto, hablo en sentido figurado. Cierro paréntesis.

Pues bien, hoy he ido a ver a una asociación de relojeros y les he explicado las excelencias de nuestras garrapiñadas. Ellos me han hablado de las excelencias de sus asociados y estamos de acuerdo en que podemos hacer negocio juntos.

Le he ofrecido X euros por cada relojero que me presenten y se haga cliente mío, ofreciendo nuestras garrapiñadas.

Aquí viene mi indiganción, no sólo les parece poco cobrar X por, simplemente, presentarme a alguien, sino que además quieren una comisión por cada garrapiñada que venda un relojero asociado suyo, saltándose por todo el morro la LOPD y la opinión de su propio asociado, quien con toda la razón del mundo podría montar en cólera conmigo por pagar a otros por el trabajo que hace él, que ya le cuesta vender un reloj cuanto más un reloj con garrapiñada.

Además, esto supone que dicha mafía asociación no sólo cobraría hoy, que me lo acaba de presentar, dentro de 5 años si el relojero sigue vendiendo mis garrapiñadas, la asociación sigue cobrando sin mover un músculo. Por no contar con qué pasaría si el relojero se da de baja de la mafia asociación pero sigue vendiendo relojes con garrapiñadas. Yo no me entero de las bajas de la mafia asociación… ¿y les voy a seguir pagando?

Yo tenía dos opciones:

aceptar, subiendo el precio de la garrapiñada, pongamos que 1 euro, y dándole 0.50 euros a la mafia asociación. Eso supondría que incluso yo sacaría más margen de la operación y mi jefe me premiaría.

Abro paréntesis: ¿véis como puede subir la inflación tontamente? Cierro paréntesis.

mandarlos a tomar por culo y decirles que pagar pago por un trabajo como es decirle a los joyeros que se interesen por las garrapiñadas, pero pagar por el trabajo de otros ni de coña.

He optado por lo segundo, pero con buenas palabras.

Conclusión: no he hecho negocio, no van a aumentar mis ventas y no voy a cobrar bonus.

Corolario: hay menos gente saboreando nuestras garrapiñadas.

Cierro el sentido figurado.

Ahora imaginad que no son relojes sino un bien necesario, casi primera necesidad, y que mi empresa no vende garrapiñadas sino un complemento que para muchas personas es necesario para adquirir el producto de forma que, sino es así, no se puede permitir ni el reloj. He privado a mucha gente de su reloj por culpa de una gentuza que quiere beneficiarse “by the face“.

¿He hecho bien?

No lo sé, lo que sí sé es que como no nos pongamos nosotros mismos en plan serio a trabajar bien, y no quiero decir trabajar más, sino trabajar mejor y mirando más allá de nuestro propio ombligo, no saldremos de esta.

Nota: si alguien me lee desde hace años recordará que hacía algo relacionado con la informática. Sigo en la misma empresa, pero me pasé pasaron a las ventas. Y es que hoy día muy poca gente necesita que le expliquen cómo funciona una web.

realidad aumentada junio 14, 2011

Posted by hsolo in familia.
3 comments

El día que Bros anunció que se separaba de Cuñada los sismógrafos registraron un movimiento telúrico de grado 13 en la escala Ricardito.

No aguantaba más. “Hace años que debí hacerlo” me repitió una y otra vez. “Estoy orgullosísimo de mi hijo, pero jamás debimos tenerlo. No es que pensásemos que esa fuera la solución, pero era un paso que, o dábamos, o nos separábamos. Lo dimos y aunque fue y es muy bonito, como pareja fue un desastre“.

Mom lloró, lloró porque no supo ayudar a su hijo. ¿Qué podría haber hecho ella? yo creo que nada, pero ella siempre pensará que algo. Y es que Mom se lo veía venir. Hacía tiempo que lo notaba. Mom tiene el sexto sentido femenino y un séptimo que la hace digna de la Patrulla X.

Mom: Veo a Bros triste, muy triste. ¿Vosotros no sabréis si le pasa algo? Diablillo dice que discuten

HSolo: ¿Yo? fiufiu ¿yo qué voy a saber? ya sabes que en esta familia somos de contar más bien poco. ¿A quién decís que va a fichar el Parchelona?

Vader no lloró. “Ya os lo decía yo, ya os lo decía yo. Si es que… si es que…

En el otro lado hubo más rechazo que llanto. Si supieran hacer vudú estoy convencido que Bros tendría muchos alfileres clavados. “Si ya se veía que no era trigo limpio“, “Seguro que tiene otra“, “Eso no se hace ¿a dónde va a su edad?“,”Es un egoista, no ha pensado en su mujer ni, sobretodo, en su hijo. EGOÍSTA!” gritaron

Diablillo lloró mucho el día que le dijeron que Bros no dormiría más en aquella casa. Intentó chantajearlos hasta las últimas consecuencias: vómitos y 38 de fiebre. Y Bros lloró hasta bien entrada la madrugada por lo que le estaba haciendo a su hijo. Era por el bien de todos, no podía engañarse más a sí mismo, ni a su hijo, ni a sus padres, ni a nadie.

Diablillo lloró muchas noches más porque su padre no le llevaba a la cama, hasta que Cuñada le prometió la DS más tiempo si no lloraba.

Pero nadie como Cuñada soltó más lágrimas. Seguramente no hubo un único culpable, seguramente son dos, pero la personalidad cambiante, falsa y rencorosa de Cuñada le ha pasado factura. ¡Y de qué manera! No lloró por perder a Bros, lloró por tener que explicar su fracaso, así que en su trabajo se inventó una falsa amante que daba justificación a que su marido se había ido. Pero eso no le alivió el sufrimiento, siguió llorando por no tener cerca esa muleta que tanto le había ayudado a caminar. Y lloró y volvió a llorar. Fue al psicólogo obligada por su sister, y siguió llorando y creo que todavía llora.

Cuñada sigue viviendo en la misma casa familiar. Suerte que su padre le ayuda con el jardín y la piscina, porque los primeros meses aquello parecía una jungla con pantano. La habitación de exmatrimonio sigue como el día en que Bros se fue. Ella se trasladó a la habitación de invitados.

Abro paréntesis: si así se la quiere llamar, pues no habrá habido invitados más 5 ó 6 veces en 20 años. Cierro paréntesis.

La casa es enorme y está desangelada, pero es su casa y no piensa renunciar a ella.

Nunca va a ningún otro sitio que no sea a casa de sus padres o de su hermana. Alguna vez la convencen de ir al cine pero poco más. Jamás antes arriesgó a conocer nada nuevo, no iba a ponerse a su edad a aventurarse a lo desconocido.

Pensó a menudo en poner una demanda contra Bros y jod… literalmente. Pero o no se atrevió o alguien le disuadió. No había fundamento alguno.

Resignada, si antes pasaba largas horas con su familia directa, ahora muchísimo más y disfruta de sus sobrinos como si fueran hijos propios. Su hermana se los deja en su casa a la mínima, ya son mayorcitos y dan poca guerra.

Desde hace tiempo, Bros vive en mi apartamento de Ciudad. Ha vuelto a ir a trabajar en metro, 10 minutos de reloj si no hay incidencias. Vamos, que hasta duerme más. No paga alquiler

Abro paréntesis: bastante tiene que pagar para el mantenimiento de Diablillo, su supercole y otras actividades. Cierro paréntesis.

sólo paga los gastos de luz, gas y agua. Se dio de alta de teléfono y usa más skype y las redes sociales que un adolescente. Se ha buscado un parking de alquiler y sólo tiene como condición que, cuando Mi Chica y/o HSolo van a Ciudad, nos tiene que dejar la habitación principal.

Ahora sale más, especialmente los fines de semana que no le toca el niño. Ha vuelto a disfrutar de los cubatas, pero también de las conversaciones con extrañas hasta altas horas de la madrugada.

Cada semana, al menos un día, va a recoger a Diablillo y pasan la tarde juntos, pero en época escolar todos, absolutamente todos los días duerme en casa de su madre. Bros le echa la bronca porque sus notas bajaron muchísimo. Fue la típica forma de llamar la atención del niño. Pero no llegará la sangre al río. De hecho, ya han regresado los notables así que se graduará e irá a la universidad como su padre y sus abuelos desean.

Cada 15 días le toca tenerlo el fin de semana. Acostumbran a ir al cine o a jugar con los abuelos paternos. Estos hasta tienen la sensación de que ahora lo ven más. Pero lo más curioso es que padre e hijo han empezado una extraña afición a la que hay tres días seguidos de fiesta por los viajes que les ha llevado desde los Pirineos a Galicia y, sobretodo, a Kapital con el que suscribe y Mi Chica, que están encantados, claro.

Diablillo ha disfrutado de los últimos veranos como nunca. En la variedad está el gusto. Los días de campamento no es que sean los mejores precisamente, a veces se siente desplazado del resto de niños pero siempre encuentra algún amiguito de padres divorciados con el que compartir experiencias.

Los 15 días con su madre son nostálgicos. Vuelve al mismo sitio en el que antes pasaba largas jornadas con su padre, sus tíos y primos. Ahora falta una pata y la extraña.

Pero los siguientes 15 días… “¿A dónde vamos este año?” pregunta entusiasmado. No es amante de los grandes parques de atracciones, le dan miedo las alturas y no le gusta que le pongan boca-abajo, pero da igual con tal de hacer algo diferente y que no le recuerde a cuando estaban sus padres juntos.

Es curioso, ahora todos lo piensan y hasta se encuentran más a gusto, como si se hubieran quitado un peso de encima

Nota: cualquier parecido con la realidad, es pura casualidad.

de quién menos te lo esperas junio 11, 2011

Posted by hsolo in viajar.
2 comments

Hubo una época en mi vida que me dio por viajar por placer a mi solo. Hoy día, no lo contemplo pues es mucho mejor viajar con Mi Chica. Pero por motivos laborales o porque he de ir a Ciudad, a veces me toca viajar solo.

Acabo de regresar de uno de esos viajes. 3 horas de vuelo que pueden resultar muy aburridas. Casi siempre me saco la tarjeta de embarque por internet y escojo asiento. Llamadme uraño, pero busco ir sólo en mi fila o, si es de tres asientos, busco que el del medio quede vacío. Para ello tengo mis truquitos, pues a fuerza de mucho viajar uno va descubriendo las preferencias de la mayoría de la gente

Abro paréntesis: filas delanteras, al lado de las salidas de emergencia, preferencia por el pasillo para poder salir el primero o poder ir al lavabo sin molestar a nadie, evitar el número 13,… Cierro paréntesis.

Además, siempre resulta más cómodo tener el asiento de al lado libre para dejar abrigos, americanas, revistas, algo de comida… o porque quieres abrir el periódico sin molestar a nadie.

Pero claro, alguien puede pensar como tú, alguien puede dejar que el sistema asigne asiento o, lo más habitual, el vuelo o el tren va lleno y hay que compartir fila.

Puedo llegar a ser muy simpático y dicharachero con la gente que quiero, con mi familia y con mis amigos y hasta con una copilla que me desinhiba, pero de entrada, con los extraños, me muestro serio y reacio a entablar ningún tipo de conversación. Hay quien dice que hasta soy borde. Así que cuando se me sienta alguien al lado en un vuelo o en un tren lo máximo que hago es jugar a “Identity

En mi último viaje, cuando ya creía que iba a ir solo, se me sentó una chica al lado:

Primer pensamiento: jod…, este tipo de chicas no se sentaban a mi lado cuando estaba soltero… parece maja.

Segundo pensamiento: qué hace esta chica viajando sola? debe haber pasado unos días de descanso, aislada del ruido y ahora vuelta al trabajo. Parece joven. No lleva equipaje de mano, sólo un gran bolso. Debe haber facturado la maleta.

Tercer pensamiento: o quizás todo lo contrario, no es el viaje de vuelta, éste es el de ida y va a estudiar o a trabajar después de pasar unos días con su familia. No, diría que su acento no es de donde venimos. Volvemos al segundo pensamiento.

Cuarto pensamiento: oish! qué pija! su iphone… qué hace? una foto? vaya! su primer vuelo en un airbus. Esta para el facebook

Cerramos puertas (…) apaguen sus móviles, cierren las bandejas, mantengan el respaldo del asiento en posición vertical y abróchense los cinturones de seguridad. A continuación les rogamos presten atención a lo del chaleco y la mascarilla, que nadie nos atiende nunca!!!!

Quinto pensamiento: a qué espera para apagar el iphone… que lo apagues tía, que ya han dicho que apaguemos los móviles! si se lo digo me arriesgo a 3 horas de vuelo en plan borde. HSolito, mejor calladito.

Sexto pensamiento: por favor!! está chateando!!!!! que lo apagues, joder!

Nosécuál pensamiento: por fin!!!! así me gusta. Muy bien, yo llevo un libro, imítame… qué lees? bah! un best seller. Qué topicazo! y luego dirás a tus amigas que tú lees, claro.

DING! se apaga la luz de cinturones abrochados.

Pasodecontarmás pensamiento: ya te has cansado de leer? qué rápido! y ahora qué? ah! claro, sacas tu súper ordenador portátil… no eres más pija porque no te entrenas. Te gustaría llevar un ipad, eh! Pues que sepas que yo también llevo portátil, el que le regalé a Mi Chica! pero el nuestro es mini, mucho más manejable que eso que llevas tú. Pero yo no lo saco, lo uso cuando lo necesito. Bueno, pensándolo bien, igual necesitas adelantar trabajo, eso está bien.
La madre que te parió! te vas a poner a ver capítulos de esa serie americana sobre mujeres locas, histriónicas e inmaduras aunque ellas crean todo lo contrario???? por favor, ponte cascos porque esto si que no lo soporto.

Me vino bien esa compañía, se pasó todo el viaje viendo episodios y yo creo que leí más de 150 páginas de mi libro.

Señores pasajeros iniciamos aproximación al aeropuerto de Kapital. Igual que se saben lo de la mascarilla, también se sabrán que quiero los asientos echaos p’alante etc etc y que no se quiten el cinturón ni enciendan sus móviles hasta que las puertas estén abiertas

n-1 pensamiento: Cierra su portátil y vuelta al libro… para qué! para leer 3 páginas???? en fin… Miro por la ventanilla, me encanta ver aterrizar. Sé que dar la espalda a la gente es de mala educación, pero paso de ti.

No había hecho más que pararse el avión, yo creo que ni se había apagado la luz de los cinturones, cuando la “amiga” ya había encendido el puñetero iphone.

n pensamiento: tanto cuesta esperar!!!!???? tan urgente es que no puedes esperar 3 minutos a estar en la terminal para decirle a tu amigui@ que ya has llegado?????? me estoy poniendo de los nervios. Tranquilo HSolo, tranquilo.

Chica: quieres levantarte para coger tu equipaje?
HSolo: no hace falta, no va ni de 5 segundos ni de 5 minutos.
Chica: sí, tienes razón

Y allí permanecimos, sentados, mientras el resto del pasaje se pone de pie, hace contorsionismo para bajar esas maletas que han conseguido pasar como equipaje de mano y todos, absolutamente todos, esperamos a que puedan abrir las puertas.

Abro paréntesis: que no es que tarden mucho para put… fastidiarnos, es que no pueden ni deben abrir antes. La tripulación también tiene ganas de salir, perdernos de vista y acabar su jornada. Cierro paréntesis.

Y cuando por fin nos movemos y la gente empieza a salir, la chica se gira, sonríe y dice

Chica: hasta luego.
HSolo: hasta luego.

No soy la persona que más ha viajado del mundo, ni mucho menos. No tengo todas la millas ni puntos del mundo mundial, no. Pero he viajado muchas veces solo y muchas veces con gente a mi lado. Gente que me ha incordiado o que se ha limitado a dormir. Pero… es la primera vez que, al salir, se despide con un saludo cordial. Y he de reconocer que yo, al salir, sólo saludo a las azafatas.